martes, 16 julio 2019, 20:15
Miércoles, 19 Junio 2019 23:07

Béisbol sub-23: canto de Gallos y otras melodías

Escrito por  Jit
Valora este artículo
(0 votos)

La Serie se antoja torneo imprescindible dentro de la pirámide de este deporte en la Isla.


Sancti Spíritus puso fin, en la recién concluida VI Serie Nacional de Béisbol Sub-23, a los malos augurios que siempre le “impidieron” ganar el juego bueno. Eriel Sánchez, como timonel por segundo año seguido de un grupo de jóvenes talentosos, se coronó campeón del torneo.

Los yayaberos tuvieron que batirse con fiereza ante los Tigres de Ciego de Ávila para dominar la llave C. Después, en semifinales, se sobrepusieron a un nocaut inicial de Santiago de Cuba frente al mejor lanzador del campeonato, Roberto Hernández, y remontaron con par de victorias seguidas.

En la final barrieron a Cienfuegos sin contar con sus principales lanzadores en los primeros desafíos, y muy a pesar del poquísimo descanso disponible de un tramo a otro de la lid.

Cinco triunfos en línea en la postemporada reafirmaron la clase de estos muchachos, capaces de mejorar ocho peldaños respecto al torneo anterior.

Vale destacar que fue esta la selección más ofensiva de la etapa clasificatoria, con astronómico promedio colectivo de 328. Sobresalieron José Fonte, líder de los bateadores con 426; Rodolexis Moreno con 394 (segundo) y OBP de 482; Dismany Ortiz (343), Diasmany Palacios (366) y Geyser Cepeda, quien en 48 turnos al bate promedió para 438.

Más allá de la poderosa batería, las distinciones individuales entregadas al cierre de la lid recayeron en sus lanzadores...

Hernández impuso récord de ponches con 90, ganó siete juegos con efectividad de 1.51 y bateo rival de 190. Esos números le dieron la condición de Jugador Más Valioso de la Serie.

El zurdo Edelso Montesinos tomó la batuta ante el llamado que recibiera Hernández para el equipo Cuba. Ganó dos encuentros en los play off (el empate ante los indómitos y el que garantizó la corona) y fue nombrado el más valioso de esa instancia.

Estos serpentineros, junto a Yankiel Mauri, serán piezas de lujo en el bullpen de José Raúl Delgado en la venidera 59 Serie Nacional de Béisbol (59 SNB).

Cienfuegos, el otro finalista, mantuvo su ascenso en la categoría. Con la guía certera de Dianny Guedes siguió en el podio y escaló de bronce a plata.

Félix Javier Rodríguez y Daniel Pérez Pérez mostraron su calidad en toda la justa, aunque se “apagaron” en la recta final. No obstante, deben resaltar en la 59 SNB.

Santiago se reafirmó entre los mejores conjuntos del país con un tercer lugar que se suma a las coronas alzadas en las ediciones tres y cuatro de esta lid.

Figuras importantes para las Avispas de Eriberto Rosales serán el jugador de cuadro Ricardo Ramos y los pítcheres Adrián Sagarra, Yunior Tur y Carlos Font, todos con excelentes resultados ahora.

Isla de la Juventud descendió del primero al cuarto lugar, mas Yainel Alberto Zayas, Jonathan Carbó y Raúl Guilarte se ratificaron como baluartes de ese staff de tiradores. Sus labores serán claves para la posible clasificación de los Piratas en el venidero clásico doméstico.

Impresionaron, por sus números ofensivos, atletas como el tunero Denis Peña (líder en jonrones con 10), el receptor avileño Lázaro Martín (ocho jonrones y 31 impulsadas) y el fornido inicialista matancero Ronney Muñiz, mandamás en remolcadas con 50 y con excelente línea ofensiva (AVE/OBP/SLU) de 375/519/667.

La justa cumplió cabalmente con el objetivo de brindar opciones de desarrollo a jugadores jóvenes, como antesala del salto ya no tan brusco hacia el primer nivel del béisbol cubano.

La Serie se antoja en torneo imprescindible dentro de la pirámide de este deporte en la Isla. El juego diario, recordemos, ayuda, corrige y forma. Las deudas organizativas y del espectáculo no pueden derribar esa visión estratégica.

La meta de llenar estadios pesa sobre todos los gestores de un certamen que volverá en 2020.

Visto 209 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar