domingo, 23 febrero 2020, 01:50
Jueves, 27 Junio 2019 10:36

Papa atribuye la falta de alimentos a escasa voluntad política

Escrito por  PL
Valora este artículo
(1 Voto)

El objetivo Hambre Cero en el mundo es todavía un gran desafío, apuntó el papa, al tiempo que reconoció avances en los últimos decenios.



A la falta de compasión, desinterés y una escasa voluntad social y política atribuyó hoy el papa Francisco las causas de la falta de alimento y de acceso al agua potable que padecen millones de personas.

Tras su tradicional audiencia general el sumo pontífice recibió en la sala Regia del Palacio Apostólico, a los delegados al cuadragésimo primer período de sesiones de la Conferencia de la FAO, que desde el sábado pasado y hasta mañana, se realiza en la sede de ese organismo internacional en Roma.

Primero Francisco saludó al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Enzo Benech; expresó 'gracias de corazón por su trabajo' al director general de la FAO, José Graziano da Silva, quien concluye su mandato; y felicitó a Qu Dongyu por su elección al frente de esa organización

Espero, dijo a los presentes, que con la ayuda de todos podamos seguir trabajando para profundizar e incrementar, con responsabilidad y determinación, los esfuerzos para 'erradicar con mayor rapidez y con fuerza los complejos, graves e inaceptables flagelos del hambre y de la inseguridad alimentaria'.

El objetivo Hambre Cero en el mundo es todavía un gran desafío, apuntó el papa, al tiempo que reconoció avances en los últimos decenios.

Tras señalar la escasa voluntad social y política a la hora de responder a las obligaciones internacionales, Francisco señaló que 'la falta de alimento y de agua no es un asunto interno y exclusivo de los países más pobres y frágiles'.

Destacó que ese constituye un problema que 'concierne a cada uno de nosotros, porque todos con nuestra actitud participamos de una u otra forma favoreciendo o frenando el sufrimiento de muchos hermanos nuestros'.

Como en anteriores ocasiones el pontífice insistió en la necesidad de reducir el derroche de alimentos y de agua y apuntó que la educación y la sensibilización social es una inversión al futuro incluso inmediato, pues las nuevas generaciones pasarán este testigo a las futuras, sabiendo que este drama social no puede ser tolerado por más tiempo.

En sus palabras Francisco mostró la conexión entre fragilidad ambiental, inseguridad alimentaria y movimientos migratorios y argumentó que el aumento del número de refugiados en el mundo durante los últimos años 'nos ha demostrado que el problema de un país es el problema de toda la familia humana'.

Valoró la importancia de promover un desarrollo agrícola en las regiones más vulnerables, fortaleciendo la resiliencia y la sostenibilidad del territorio, a partir de la inversión y el desarrollo de tecnologías junto a 'políticas innovadoras y solidarias para el desarrollo'.

Francisco elogió el trabajo de la FAO en ese empeño, la que junto al de otras entidades multilaterales deben ser acompañadas por el compromiso de gobiernos, empresas, el mundo académico, las instituciones de la sociedad civil y las personas individuales.

Ratificó a la FAO el compromiso de la santa sede en los esfuerzos internacional para eliminar el hambre y garantizar un futuro mejor para el planeta y la humanidad entera.

Visto 311 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar