domingo, 15 septiembre 2019, 16:52
Viernes, 28 Junio 2019 10:55

Harris, estrella en debate demócrata de EE.UU. con marca femenina

Escrito por  Martha Andrés Román
Valora este artículo
(2 votos)

La senadora Kamala Harris se mostró tranquila, preparada, bien informada y, sí, presidencial.


Además de mostrar las propuestas de los candidatos, los debates presidenciales buscan definir vencedores y perdedores, y tras la primera discusión demócrata en Estados Unidos, una figura sobresale hoy como victoriosa: la senadora Kamala Harris.

Según el promedio de encuestas del portal digital Real Clear Politicos, la legisladora por California llegó al evento de dos días concluido anoche en Miami, Florida, en el cuarto puesto entre los 25 aspirantes del partido azul a la mansión ejecutiva.

A pesar de esos resultados favorables en las encuestas y de ser una figura con bastante alcance nacional, Harris tenía ante sí el reto de subir al escenario en una noche marcada por la presencia de las dos principales figuras hasta el momento en la campaña demócrata, el exvicepresidente Joe Biden y el senador Bernie Sanders.

De acuerdo con diversos medios y analistas, la miembro de la Cámara Alta superó con creces esa prueba, y para la televisora CNN, Harris tuvo el mejor desempeño, no solo en el debate de este jueves, sino también en comparación con el del día anterior.

Se mostró tranquila, preparada, bien informada y, sí, presidencial. Tuvo el momento más importante de la noche cuando interrumpió una discusión para insistir en que el público estadounidense quería escuchar cómo los candidatos iban a poner comida en su mesa, no presenciar una batalla de comida, estimó la cadena.

Para el portal digital Vox, la senadora californiana y única afronorteamericana presente en el debate tuvo una actuación brillante, que le permitió dominar la conversación en general y sobresalir en un contrapunteo clave con Biden relacionado con temas raciales y de derechos civiles.

Según el sitio The Hill, antes de este evento la legisladora había sido criticada por basarse demasiado en un guion establecido y ser muy cautelosa. 'No fue ninguna de esas cosas el jueves por la noche y emergió como una clara ganadora en un escenario que estaba lleno de los mejores contendientes'.

Otra figura que generó opiniones positivas fue el alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, de 37 años, quien de llegar a la Casa Blanca se convertiría en el presidente más joven y en el primer mandatario abiertamente homosexual en la historia del país.

Se mostró serio, inteligente, pensativo y minucioso. Su franqueza sobre por qué los demócratas no necesitan ceder la religión a los republicanos fue poderosa. Su respuesta sobre el tiroteo que involucra a funcionarios en su ciudad natal estuvo claramente bien ensayada, pero fue la mejor que podía dar, estimó CNN.

También lo destacó el diario The Washington Post, el cual consideró que al hablar sobre otros temas como la universidad gratuita y la atención médica, Buttigieg logró ofrecer ideas audaces, pero con realismo.

Los halagos dirigidos a esas dos figuras prácticamente no existieron para Biden, sobre quien hay muchas opiniones de que fue el gran perdedor de anoche.

Biden se vio mal el jueves, señaló Vox, medio para el cual el exvicepresidente no tuvo ningún momento convincente, quedó mal parado en la discusión con Harris sobre los temas raciales y pasó trabajo con una pregunta sobre su voto a favor de la guerra de Iraq.

Todavía hay un montón de tiempo para que el exvicemandatario estabilice la nave. Hasta ahora ha soportado varias controversias y errores sin pérdida de apoyo material en las encuestas. Pero la carrera se ha vuelto mucho más interesante para el favorito, indicó al respecto The Hill.

Sobre Sanders, en tanto hubo criterios mixtos, pues el Post, por ejemplo, consideró que el senador se mantuvo en su mensaje y no hizo nada para alejar a sus partidarios, mientras evitó el tipo de ataques recibidos por Biden.

Vox, sin embargo, estimó que aunque no tuvo una mala noche, pareció perder un poco de brillo, y CNN señaló que hubo largos periodos en el debate en los que desapareció.

Más allá de esos desempeños específicos, también pueden verse como ganadoras de este debate a las mujeres en sentido general, por tratarse de un evento que contó con seis féminas entre los 20 aspirantes a la Casa Blanca que subieron al escenario del Centro para las Artes Escénicas Adrienne Arsht, un número récord.

Si Harris fue la de actuación más destacada en la segunda jornada, el día anterior recibió buenos comentarios la senadora Elizabeth Warren, y ambas, que ya estaban entre los cinco principales contendientes de acuerdo con las encuestas, afianzaron esa posición de vanguardia.

Junto a ellas también defendieron sus posturas otras dos integrantes de la Cámara Alta, Amy Klobuchar y Kirsten Gillibrand, así como la congresista Tulsi Gabbard y la escritora Marianne Williamson.

El camino a recorrer para las elecciones de noviembre de 2020 es aún muy largo, y hasta entonces los demócratas tendrán otros 11 debates, además de que quien resulte ganador en las primarias enfrentará el gran reto de superar en las urnas al actual mandatario del país, el republicano Donald Trump.

Pero de momento, las aspirantes presidenciales del partido están dejando su marca en esta parte de la campaña.

Visto 395 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar