martes, 12 noviembre 2019, 00:40
Viernes, 19 Julio 2019 04:41

Gretell Barreiro: la música cubana no tiene límites

Escrito por  Giusette León García/CubaSí
Valora este artículo
(3 votos)
Gretell Barreiro: la música cubana no tiene límites Fotos tomadas del perfil de Facebook de la artista

Es graduada de piano clásico en la Academia de San Alejandro, ha incursionado en el canto y el teatro y defiende su visión de la música cubana con talento y autenticidad.

¿Quién es esta muchacha que me invita a imitar los grillos del jardín para evocar la atmósfera donde nació una canción? ¿Qué artes le sirven para enamorar al público menos entrenado y arrastrarlos desde su mezcla de actriz, cantante, instrumentista, hasta su concepto personal de la música? ¿Quién es que se atreve y se entrega de ese modo sobre el escenario y se empeña en convencernos de la inmensidad de la música cubana, a su manera?

alt

Su nombre es Gretell Barreiro. Es graduada de piano clásico en el instituto superior de arte y ha incursionado en el canto y el teatro ¿Dónde se siente más cómoda?

«Es difícil, porque sería explicar un proceso que no tiene fin. El principio es lo que está adentro, lo que uno quiere ser, lo que uno es sin fabricaciones, entonces yo no puedo decir si yo prefiero cantar o tocar o actuar, es una necesidad que uno tiene, así como uno se alimenta, como uno necesita tiempo de ocio y tiempo de estar con la familia, uno necesita tiempo de expresarse, entonces esa necesidad de expresión es la que me ha llevado a buscar dentro de lo que yo estudié, que fue piano clásico, pero dentro de la música y todas las herramientas que me dio, luego entender como yo podía tomar eso para entonces lograr expresarme y lograr esa sensación de realización de sentir que uno es algo, que uno encuentra ese lenguaje para entonces poder expresar a través de la música. Esas herramientas fueron las que me sirvieron para descubrir que tenía esa necesidad de comunicar, de escribir, de encontrarme a través de eso…

Gretell tiene hasta un premio de actuación en Nueva York, sin embargo, espera la oportunidad de actuar en la isla:

«Estoy queriendo hacer teatro en Cuba, estoy loca porque eso suceda y sé que va a caer, va a suceder… yo estoy abierta a las propuestas, por supuesto…»

alt


Como muchas instrumentistas profesionales, Gretell desde que salió de la escuela comenzó a trabajar también como vocalista, sin embargo, ella nunca ha dejado el piano y en cuanto comenzó a hacer su propia música, aceptó el reto de tocar y cantar, al mismo tiempo ¿por qué?

«Yo en algún momento tuve la luz de no dejarme hacerlo tan fácil. Tuve a personas y momentos importantes en mi vida que me llevaron a estar tocando hoy. Desgraciadamente en la escuela no tuvimos cátedra de jazz, por ejemplo, incluso nos prohibían tocar música popular, Cuando salí de la escuela yo no tocaba un acorde popular, me bloqueaba, yo sentía que no sabía tocar piano en ese sentido y también fueron cosas que fui desbloqueando, de autosuperación. Por suerte, ya puedo respirar y decir que por fin encontré la manera de hacer las dos cosas, pero incluso cosas que tampoco uno estudió, porque yo no estudié composición, pero encontré un sentido y un orden en mi cabeza para poner todas esas ideas en música y en texto y entonces encontrar ese idioma donde puedo yo realizarme y estar cómoda, pero a la vez ponérmela un poquito difícil. Me pasé bastante tiempo estudiando.»

―¿Cómo fue ese camino y quiénes te acompañaron?

―Seguí tocando clásico, pero estuve por siete años en la banda de Erick Méndez, ahí estaba cantando solamente, conociendo, descubriendo, probando cosas nuevas, a ver qué salía, cómo se sentía y la verdad me gustó mucho la libertad de la música en cuestión de la voz, en cuestión de conocer cómo dominar tu cuerpo para sacar un sonido y para controlar ese sonido, por ahí entonces luego me uní a bandas y empecé, gracias a Rosita García y Rolando Luna también, que me enseñaron muchas cosas de los teclados, de la armonía popular.

«Cuando empecé el proyecto de mi primer disco, Dagoberto González, que fue el director musical, fue el que me ubicó y me dijo: no quieras hacerlo fácil, tú vas a cantar, vas a escribir y vas a tocar y vas a defender todo lo que tú tienes en tu cabeza y eso fue una luz tan clara, que a partir de esa luz ya yo entendí por dónde era».

alt

―Es complicado clasificarte, así que ayúdame ¿qué tipo de música hace Gretell Barreiro?

―Claramente los géneros existen por algo, pero no me gusta encerrarme en un solo lugar, la música es muy grande y yo ya he encontrado la manera de explicarlo, la música cubana no es un género o dos o tres o cuatro, ni son los géneros tradicionales solamente, es simplemente lo que el artista tenga en la cabeza y quiera expresar. Por supuesto que vengo del pop, de la trova, de la canción, porque la parte más cubana de la música que había consumido desde que era pequeña era la canción, Pablo, Silvio, Carlos Varela, todos mis amigos trovadores, Polito, David, luego fui trabajando con muchos de ellos y eso por supuesto, sale, entonces tengo de todo eso, de la canción latinoamericana también, del rock and roll, del funky, reggae, pero ahora mismo yo estoy defendiendo mi música como música cubana, no importa el género, sí importa cómo lo hago, de qué manera lo expreso. Mi atención está ahora mismo en comunicar eso, que la música cubana no tiene límites, pero sí está tomando a veces estereotipos que no me gustan, así que defiendo los que me gustan y los que tienen un valor importante ahora mismo para defender.

―¿Nos cuentas sobre tu segundo disco?

―Sentía la necesidad de registrar todo lo que había estado haciendo durante casi diez años desde el primero, entonces empecé a hacer parte de ese nuevo material en vivo. No fue un gran proyecto de disco, sino más bien esa necesidad de decir: tengo que grabar ya, pero todo lo que tengo ahora, todo lo que soy ahora, la música que tengo en mi cabeza desde los últimos tres años, lo que pasó, pasó y ahí está, eso no se va a borrar y en algún momento se producirá de la manera que el universo disponga, que siempre es de la mejor manera.

«Tampoco estaba dispuesta a esperar dos años para hacer un disco, entonces yo dije, con lo que tengo voy a organizar una sesión, vamos a grabar un disco en vivo. Con la música y el material que yo tenía preparado era perfectamente posible, pero bueno, es la mayor locura que he hecho en mi vida, donde más riesgos he tomado, fue una sesión de 13 horas sin parar. A las 3:00 am empezamos a grabar, terminamos a las 11:00 de la mañana al otro día y fue una concentración de energía tan grande, que yo todavía no me explico está todo registrado de la manera en que mejor pudimos hacerlo y yo creo que eso para mí ha tomado un valor incluso superior al que yo pensaba».

―¿La idea es que salga un DVD de esta grabación?

―El formato definitivo ya lo decidiremos, yo quiero sacar varias cosas porque tengo mucho material, quiero sacar material de making, porque hay muchas cosas que me gustaría que las personas vieran. Lo que me alegra de este material es que es muy real, eso no se va a repetir nunca más, se hicieron dos tomas de cada tema y luego escogimos una y así estamos haciendo la edición de video. Es un capricho mío, porque yo soy adicta a la verdad y a saber, aprender qué somos capaces realmente de dar y de hacer, entonces estoy editando las imágenes como una maniaca buscando que sea exactamente la toma de video con el audio y van a ver todo fielmente.

alt

―¿Invitados?

En un tema que se llama Swing viejo está invitado Maykel González en la trompeta, es el único tema en que tenemos una trompeta en el formato y el otro invitado es Erick Méndez en Febril

Esta pregunta quizás debí hacerla antes ¿Cuál será el título del disco?

―Cuando ya estaba grabado demoré en escucharlo, me daba pánico, luego de la primera escucha con familia y amigos, viendo la reacción de todo el mundo dije: este tema evidentemente es importante, se llama Swing viejo, yo no tenía título para el disco, Swing viejo viene siendo como el look sonoro del disco, porque hay danzones, hay tonadas, hay rock and roll, hay swing… así que pensé en que fuera el título.

«De esa panorámica de géneros yo entendí que era mi disco más claramente cubano, porque durante todo el tiempo en que yo hice mi música desde mi país, que fue una prioridad intencional, porque a lo mejor no he tenido la oportunidad de contarlo, pero yo decidí volver a Cuba en 2012, he trabajado en Tokio, en México, en otros lugares, por tiempo largo y decidí regresar a terminar mi primer disco corriendo para presentarlo en Cubadisco 2013. Entendí que yo necesitaba hacer mi carrera en Cuba, porque no quería ser una cantante más en algún lugar, sino quería ser una cantante cubana y tener todo eso redondeado en mi cabeza y sentir que salgo de donde vengo, no caigo en ningún lugar flotando.

alt

«Hace unos años que he vuelto a estar fuera de mi país y, paradójicamente, anteriormente había defendido una música más fusionada, que para mí sí es muy cubana, porque la música cubana es mucho más que la música tradicional, que los estereotipos que nos ponen, en Cuba hay mucho rock and roll, mucho funky, porque la música del mundo es también la que hemos escuchado y la de la sangre es obvia, nadie la puede negar, esa sale, porque nosotros somos parte del mundo y a mí me gusta ver a la música cubana afuera y no encerrada. Sin embargo, este es mi trabajo más cubano y no lo hice en Cuba, empezaron a salir danzones, que también me llevaron a lo profundo, es la primera vez que me siento también muy cerca de mi familia, mi abuelo escribió muchos danzones y la música de mi abuelo en general a mí me fascina, me enamora la música de Carlos Fariñas y no porque sea mi abuelo, entonces me llevó a casa, me llevó a las mujeres de mi familia…»

―¿Y por ese camino llegó el título definitivo?

―Fui poquito a poco encontrando el título de mi disco, es el nombre de una mujer, el disco es una mujer y me encanta eso, es muy femenino, se llama Marina como mi bisabuela y mi tía abuela, que son las mujeres más excepcionales de mi familia y me di cuenta luego de que todas las canciones, sin excepción, tienen que ver con el agua, con el mar, entonces ha sido un proceso, un descubrimiento muy personal que me ha llevado a mis profundas raíces. Yo siempre he querido ponerle a mi primera hija o a mi hija, Marina y creo que esta es mi primera hija…

Visto 696 veces Modificado por última vez en Domingo, 28 Julio 2019 21:38

Comentarios  

 
#2 anna 23-07-2019 09:28
poco divulgada y entendida
 
 
#1 manuel 22-07-2019 10:50
Ayer en la noche. me encontraba disfrutando de una película al cambiar el canal. a cubavision. estaba un concierto de esta gran artista. me llamo la atención la forma en que canta y el ritmo. poco común en la actualidad en nuestro país. tiene un sello propio no imita a nadie. me engancho. me gusta su música y el ritmo. me gusta la música salsa el soul, el pop. el jazz. el reggae. que promocionen mas su música por los medios.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar