viernes, 23 agosto 2019, 11:49
Viernes, 19 Julio 2019 05:30

Trovador cubano cierra gira por Bolivia en escenario de lujo

Escrito por  Jorge Petinaud
Valora este artículo
(1 Voto)

El trovador cubano Tony Ávila y su grupo cerrarán hoy una exitosa gira por Bolivia en el Palacio Quemado (antigua sede presidencial), tras exitosas presentaciones.


El trovador cubano Tony Ávila y su grupo cerrarán hoy una exitosa gira por Bolivia en el Palacio Quemado (antigua sede presidencial), tras exitosas presentaciones en La Paz, Santa Cruz, Potosí y Cochabamba.

Existe gran expectativa entre los paceños por el retorno a esta urbe de Ávila y sus cinco músicos acompañantes para cerrar la gala 'Revolución es rebeldía, resistencia, soberanía y solidaridad, Cuba, Nicaragua y Venezuela', con la participación como invitado especial del violinista virtuoso Gustavo Orihuela, uno de los más relevantes jazzista de la nación suramericana.

La agrupación con formato de sexteto conquistó a La Paz en su debut absoluto en Bolivia el 13 de julio último en la gala correspondiente a Latinoamérica de los World Travel Awards en el escenario del Salón de Convenciones del céntrico hotel Real Plaza.

A los músicos cubanos correspondió cerrar un espectáculo que incluyó un elenco de lujo integrado por la Fraternidad Artística y Cultural La Diablada, con 75 años de creada, y la Banda Poopó, ambos con una participación destacada en el Carnaval de Oruro.

Otros artistas que dieron lustre a la velada fueron Orihuela y su cuarteto de jazz, el Ballet Folklórico Nacional de Bolivia, el Oficial, el de la profesora Charito Carrazas, la cantante Mayra González y la fraternidad de Saya Afro boliviana con sus danzas y ritmos trepidantes.

El reto parecía difícil para el timbre de la guitarra acompañante de Ávila, la eléctrica de punteo o el tres, el bajo, la flauta o el clarinete y la percusión del sexteto ya al final de la noche.

Sin embargo, otra vez la cubanía demostró su universalidad a través de temas exclusivamente del repertorio del grupo sobre la base de ritmos como el son tradicional, de sus fusiones con la cumbia, la guaracha y el changüí.

Las palabras de presentación no fueron necesarias para facilitar la comunicación con el público paceño e internacional, que desde el primer tema comenzó a bailar, y el movimiento ya no se detuvo hasta el final del concierto.

Como en cualquier fiesta cubana, el colofón de la noche fue un 'tren' en que en fila y sujetados por los hombros se unieron ministros, viceministros, empresarios turísticos vestidos de etiqueta de diversas nacionalidades y decenas de invitados a la gala.

Llamó la atención cómo a lo largo del concierto muchos de los asistentes mientras bailaban pedían a los músicos la interpretación de la guaracha picarezca La choza de Chacho y Chicha y Tiene que haber de to, un son contra el oportunismo, al parecer bien conocidos ya en Bolivia.

Este antecedente provoca expectativas no solo entre los integrantes de la Brigada Médica Cubana y otros funcionarios de la misión estatal de la isla aquí, sino entre los bolivianos, en particular un público joven.

Nacido el 13 de agosto de 1970 en Marianao, La Habana, Antonio Ávila Bacas (Tony Ávila) es licenciado en Filosofía e Historia y realizó sus primeros intentos profesionales dentro de la música en 1996 con el cuarteto Clave Cuarta.

Con una obra como autor e intérprete que va de la canción al son y en particular a la guaracha para abordar temas sociales de Cuba y el mundo, sus creaciones tienen tanta aceptación que forman parte de la banda sonora de obras de teatro, telenovelas y películas como el largometraje cubano Irremediablemente juntos.

Visto 203 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar