viernes, 22 noviembre 2019, 02:34
Jueves, 25 Julio 2019 05:24

Ola de calor en Francia, los 40 grados llegan a París

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(0 votos)

La ola de calor que azota desde el lunes a Francia alcanza hoy su pico de temperaturas en el norte del país y París, donde se vaticinan hasta 42 grados centígrados, muy por encima del récord histórico.

Según la agencia Meteo France, a las 05:00, hora local, de este jueves habían quedado atrás los máximos valores registrados en varias de las principales ciudades, preludio de lo que pudiera pasar después del mediodía.

En París, cerca del amanecer los termómetros marcaron 26,4 grados, superiores a los 25,5 de agosto de 2003, cuando un trágico episodio canicular cobró en suelo francés la vida de 15 mil personas.

Citada por el portal Franceinfo, la entidad precisó que también Burdeos, Toulouse y Lyon tuvieron a esa hora récords de temperatura, con 27,1 (23,5), 24,7 (24,2) y 26,7 (26), respectivamente.

Los pronósticos coinciden en que en esta capital el registro de 40,4 grados reportados en 1947 será batido, y lo mismo sucederá en Lille, Rouen, Strasbourg, Nancy, Reims y Dijon, donde nunca antes el mercurio ha subido hasta 40 grados centígrados.

Ante la gravedad de la situación, Meteo France declaró la alerta roja, que establece una vigilancia absoluta y advierte sobre 'fenómenos peligrosos de una intensidad excepcional', en 22 departamentos norteños, una cifra sin precedentes desde que se activó en 2004 este sistema.

Otros 60 territorios se encuentran bajo la alerta naranja, la segunda más alta, que insta a la población a prestar mucha atención a los acontecimientos.

El hecho de que 80 de los 96 departamentos de la Francia metropolitana estén con algún nivel elevado de vigilancia también carece de antecedentes.

Abundan en las últimas horas los llamados a prevenir los golpes de calor con medidas como: mantenerse hidratado, evitar los ejercicios físicos fuertes, no salir de casa en las horas más calurosas y atender a los seres humanos particularmente sensibles, entre ellos los ancianos y los enfermos.

La víspera, el primer ministro de Francia, Edouard Philippe, pidió a la población seguir atenta a la ola de calor presente en casi todo el país, y en particular abogó por preocuparse por las personas que vivan solas o aisladas.

'Debemos velar por nosotros mismos e hidratarnos, pero sobre todo atender a quienes estén aislados, garantizar que se hidraten y coman correctamente, dijo.

Philippe llamó a prestar atención a los primeros síntomas de los golpes de calor, en un escenario que a muchos recuerda el sufrido en 2003.

En este contexto, sitios especializados en la venta de ventiladores y aires acondicionados reportaron un alza sin precedentes en la demanda de tales equipos, mientras que el servicio de trenes recomendó a los usuarios posponer sus viajes desde o hacia los territorios con alerta por el fuerte calor.

La nueva ola llegó el lunes, menos de un mes después de que un episodio canicular disparara los termómetros hasta los 44 grados centígrados en zonas del sur, hasta reportarse en Verargues el récord nacional absoluto de 46.

Científicos advierten que el cambio climático pudiera convertir estas olas de calor en un fenómeno normal en el verano de Europa, lo cual genera preocupación y eleva la conciencia general acerca de la necesidad de apostar por el progreso en sintonía con el medio ambiente.

Visto 218 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar