martes, 12 noviembre 2019, 00:33
Lunes, 29 Julio 2019 05:32

Trump instala el racismo en la campaña

Escrito por  Ansa
Valora este artículo
(1 Voto)

El racismo parece instalarse en la campaña electoral de Estados Unidos, sobre todo tras los mensajes de Donald Trump en las redes sobre un diputado demócrata afro-americano Elijah Cummings y Baltimore, la ciudad que representa.

Por segunda vez en dos semanas, la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, ha calificó los comentarios del presidente como racistas. Baltimore lanzó también sus críticas a Trump, luego de que el presidente hablara de esa ciudad como un lugar "infestado de ratas". La ciudad respondió que es mejor tener ratones que ser uno de ellos. En la puja también aparecieron, aunque sin nombrar al presidente y de modo tácito, Barack y Michelle Obama.

La ex primera dama elogió a un equipo de baile de Baltimore mostrándose "orgullosa" de sus integrantes y sus logros. Después de meses de noticias políticas, incluso el ex presidente Obama reaparece en medido la realidad y se puso del lado de los 149 afro-americanos que sirvieron en su administración y que, en un editorial en el periódico The Washington Post, criticaron las afirmaciones racistas de Trump.

La advertencia es tajante: se trata de veneno para la democracia. "Siempre me he sentido orgulloso de los logros de este equipo durante mi administración. Pero estoy aún más orgulloso del hecho de que continúen luchando por Estados Unidos mejor", escribió en Twitter Obama.

La Casa Blanca minimizó los mensajes en Twitter de Trump que desataron el escándalo. "Sus comentarios no son racistas", apuntó el gobierno. Pero esas palabras caen en oídos sordos y, de hecho, alimentan más la furia. Los candidatos demócratas a la Casa Blanca fustigan al presidente. Joe Biden habló de un "ataque asqueroso" que no hace más que confirmar que Trump "no es apto para la presidencia".

Kamala Harris dijo que está "orgullosa" de haber elegido a Baltimore como el sitio de su campaña electoral. Bernie Sanders también criticó: "es increíble que el presidente ataque a ciudades estadounidenses y a ciudadanos estadounidenses", replicó.

Pero en el pasado, Sanders había descrito a Baltimore como una "ciudad del tercer mundo". Baltimore, donde la mayoría de la población es afro-americana, es considerada por el FBI la tercera ciudad más peligrosa de América.

El ataque lanzado por Trump tiene sus raíces en un reporte de Fox News, la emisora favorita del presidente, en la que a menudo se inspira en la red para lanzar sus ofensivas. Así fue también esta vez. Cummings, que representa el distrito de Baltimore en la cámara, "es un matón que le gritó a los agentes por las condiciones en la frontera con México; su distrito de Baltimore es mucho peor y mucho más peligroso", escribió Trump en Twitter.

"Es repugnante y está infestado de ratas" añadió. Ni siquiera el distrito de San Francisco, representado por Pelosi, se libra de sus críticas. "Es irreconocible. Hay que hacer algo antes de que sea demasiado tarde. Los demócratas deberían dejar de perder el tiempo en la caza de brujas de del Rusiagate y comenzar a pensar en el país", disparó el magnate.

Visto 317 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar