jueves, 17 octubre 2019, 02:24
Lunes, 05 Agosto 2019 01:10

Teatro de las Estaciones: Invitación a un gran cumpleaños

Escrito por  Giusette León García / CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
Teatro de las Estaciones: Invitación a un gran cumpleaños Fotos: Cortesía de Ulises Rodríguez Febles

El próximo 12 de agosto Teatro de las Estaciones festeja sus 25 años. Rubén Darío Salazar,  fundador y director de ese colectivo, comentó a la prensa sobre la jornada de celebración.


Todo comienza en la galería La Vitrina de la Casa de la Memoria Escénica, en Matanzas, donde se inaugura, a las dos de la tarde, una muestra fotográfica titulada «25 retratos x 25 agostos», regalo del periodista Daniel González Cabello, con la curaduría y montaje de Ulises Rodríguez Febles. La colección recoge imágenes de unas seis puestas recientes en las que Daniel ha estado, entre ellas: La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón, Retrato de un niño llamado Pablo y Alicia en busca del conejo blanco.

Daniel es también el autor de una serie de entrevistas audiovisuales con algunos de los integrantes de Las Estaciones que se han estado publicando en el Noticiero Cultural. Al respecto, el realizador expresó:

«No es más que un homenaje a ese colectivo, a ese legado de los hermanos Camejo, de Pepe Carril, de Fredy Artiles, de Armando Morales, de todos los artistas que han puesto en alto los valores del títere cubano y que Teatro de las Estaciones ha ido, a lo largo de estos 25 años, realzando y promoviendo ese quehacer, para que otros colectivos del país tengan a Teatro de las Estaciones como una agrupación insignia también».

alt

Cuatro autores para cuatro estaciones

Así han nombrado a la selección de dramaturgos cuya obra y vínculo con el teatro de títeres serán abordados en el coloquio que sigue a la inauguración de la expo fotográfica: cuatro dramaturgos con los que Teatro de las Estaciones ha trabajado en estos 25 años con más asiduidad. A juicio de Rubén, el primero no podía ser otro que Martí:

«Yo creo que no puede haber, aunque lo hay, pero este es mi pensamiento, un grupo de teatro de títeres cubano que no roce la palabra, la esencia, el concepto de cubanía, de nacionalidad, de autenticidad de José Martí. Cuando yo pongo a José Martí en la escena, estoy recalando su inmenso amor a la infancia, su respeto por la infancia, su sentido literario y patriótico de las cosas. Martí habló absolutamente de todo».

Luego, una mujer que también tiene un lugar especial en el trabajo del grupo: «Dora Alonso matancera; Dora Alonso, la creadora del títere nacional de Cuba; Dora Alonso, la periodista de Playa Girón; Dora Alonso, la premio Casa de las Américas doble. Dora escritora, promotora, siempre rodeada de jóvenes».

Norge Espinosa, de quien han llevado a escena siete textos, es otro de los escogidos para este coloquio. En palabras de Rubén Darío: «un autor contemporáneo, con mucha filiación con el grupo por su poesía, por su sapiencia».

El cuarto dramaturgo cuya presencia en Estaciones será revisitada este 12 de agosto es Federico García Lorca: «es el autor de la vanguardia que más se acercó al mundo de los títeres, porque escribió espectáculos para títeres, aunque su fama haya sido por las tragedias, pero tiene cerca de siete u ocho textos titiriteros», apuntó quien no solo es actor y director, sino un estudioso incansable.

«Para mí no hay nada más hermoso que haber hecho La niña que riega la albahaca para la misma que Federico la escribió cuando era niña, ya anciana», apuntó el director de Teatro de las Estaciones, y agregó convencido: «han sido cosas hermosas que nos han pasado y que también hemos buscado. Yo no soy de los creadores que estoy esperando por... Si algo me interesa, si algo me atrae, yo voy a buscarlo. Se esperan las guaguas; lo humano no se espera, se va en pos de ello. Si quieres algo, consíguelo. Yo hago mía la frase de Fidel: Si salgo, llego; si llego, entro; y si entro, triunfo. Para mí Fidel ahí fue categórico».

El libro 25 miradas a Teatro de las Estaciones será presentado a esa misma hora y en la propia sala Abelardo Estorino, de la Casa de la Memoria Escénica. Se trata de una compilación de 25 opiniones publicadas por importantes críticos de más de cinco generaciones que han pensado la obra de Las Estaciones.

alt

Para el cierre: ¡la música!

Y es que un espectáculo de Las Estaciones es un hecho teatral con todos los ingredientes, pero la música de calidad, incluso la música en vivo, los ha distinguido en estos 25 años, así que la Sala José White, a las 5:00 p.m., será el espacio ideal para el concierto «Tres estaciones para la música».

Abre el concierto la obra de Raúl Valdés, a quien Rubén considera el músico por excelencia del teatro matancero y le agradece buena parte de la banda sonora en los primeros 15 años de Las Estaciones. Más reciente está su trabajo en Retrato de un niño llamado Pablo. Estas piezas se escucharán en las voces de quienes las cantaron y de los actores que las hacen en escena.

Elvira Santiago, la autora más premiada musicalmente con la compañía, accedió a tocar la obertura de Federico de noche: un lujo escuchar la ejecución al piano de esa maestra matancera. Varias de las piezas compuestas por Elvira serán interpretadas por Fredy Maragoto y Bárbara Llanes, quien es la autora que completa estas tres estaciones musicales.

Una de las más reconocidas cantantes líricas de este país, además, compositora, se unió a la familia de Las Estaciones con todos sus talentos, incluida la actuación, en la obra Canción para estar contigo. Al decir de Rubén, quizás ella misma no tiene idea de lo que significa para el teatro de títeres que ella fuera por toda Cuba cantando lírico para los niños en un espectáculo titiritero.

Visto 538 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar