viernes, 06 diciembre 2019, 13:56
Martes, 13 Agosto 2019 04:56

EN VERANO: Un día para los museos

Escrito por  Giusette León García / CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)
Museo de Historia Natural, ubicado en la Plaza de Armas, en La Habana Vieja. Museo de Historia Natural, ubicado en la Plaza de Armas, en La Habana Vieja.

Yo le aconsejo que escoja un día, salga bien temprano, enfrente con valentía la épica batalla del transporte y se vaya a recorrer los museos de la ciudad.

Si vive en la capital, puede ser hasta más de un día y, si se decide por poner rumbo a La Habana Vieja, está muy bien, porque en una misma plaza, por ejemplo, la de Armas, podrá darse y darles gusto a los pequeños de la casa.

A nosotros nos gusta comenzar por el Museo de la Revolución y de ahí, en la guagüita de San Fernando, que es la más barata de todas (un ratico a pie y otro caminando), nos adentramos en La Habana Vieja, hasta llegar a la Plaza de Armas, donde están los preferidos: el Museo de Historia Natural y el Museo Interactivo.

Siempre es aconsejable llamar primero, porque, aunque incluso en medio de obras de restauración algunos están brindando servicio, puedes llevarte una sorpresa.

Antes de salir de casa, yo me aseguro de echar en la mochila algo para las palomas del parque y mucho para los niños, porque pagar una merienda en La Habana Vieja es un lujo, y un almuerzo, casi imposible, pero el conocimiento que guardan las instituciones, sus atractivos, son gratis para los niños y cuestan muy poco para los adultos, así que vale la pena incluir un «picnic colonial» en el programa y echar a andar.

Esta es una opción en casi todas las ciudades del país. En Bayamo, los esperan el Museo de Cera y el de la Casa Natal de Carlos Manuel de Céspedes, por ejemplo. En Santiago puede visitar muchos, pero una amiga me ha recomendado la Casa de Diego Velázquez, la de Frank País, el Bacardí y el Moncada.

Quien ande por Matanzas, tendrá el privilegio de visitar el Museo Farmacéutico, la mejor colección de la botica francesa en América Latina, premiado este año, y alrededor de la misma Plaza de la Vigía encontrará el Museo Provincial Palacio de Junco y el de los Bomberos, un museo vivo, donde, mientras usted lo recorre, puede ser parte de la vida del cuartel: a los niños les encanta deslizarse por el tubo de descenso, los más pequeños pueden manejar un minicarrito, y todos, hacerse fotos posando como héroes apagafuegos.

Visto 474 veces Modificado por última vez en Viernes, 16 Agosto 2019 07:44

Ellos nacen para ser felices, pero...

Y claro que es una buena opción para llenar de colores, alegría y crecimiento espiritual a nuestros niños y niñas durante sus meses de verano.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar