jueves, 19 septiembre 2019, 04:24
Domingo, 25 Agosto 2019 05:50

Capitán Motosierra: Quiste en el pulmón del planeta

Escrito por  Arnaldo Musa / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(0 votos)

Mientras el presidente Evo Mortales hace lo indecible para tratar de eliminar los incendios en Bolivia, su homólogo Jair Bolsonaro da la espalda a los esfuerzos para contenerlos en Brasil.

Culpa a las organizaciones no gubernamentales y hasta afirma que los siniestros fueron causados por personas que quieren perjudicarlo, cuando él ha dado mano libre a la deforestación de la Amazonía, bien llamada el pulmón del planeta.

Son siete millones de kilómetros cuadrados distribuidos en nueve países suramericanos, con Brasil al frente en tamaño y todo tipo de riquezas y variedades de este patrimonio de la Humanidad, considerada una de las maravillas del mundo.

Pero son títulos y consideraciones que nada interesan al gobernante ultraderechista, señalado, cuestionado y denunciado por entes y hasta naciones con gobiernos que no son considerados progresistas, tal es la gravedad.

En el planeta hay en estos momentos 13 países con incendios, debido a numerosos factores ayudados por el clima seco, pero en Brasil toma mayor gravedad, con un descuido oficial que perjudica a naciones aledañas desde hace tiempo, sobretodo en el anterior régimen golpista de Michel Temer.

alt
Zonas deforestadas del Amazonía

Pero ahora el problema empeoró, debido a la política de deforestación de Bolsonaro, bien apodado Capitán Motosierra, y aunque elementos dirigentes se escudan en el anonimato para denunciar el hecho y evitar la represión, los datos oficiales son elocuentes:

Según el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios con la ayuda de imágenes de satélite, los focos de fuego en todo el país en lo que va de este año superan en un 83% a los del mismo período del 2018.

En un informe difundido este martes, el INPE precisó que entre el 1 de enero y el 18 de agosto ha registrado 71 497 focos de incendio en el país y que un 52,5% se sitúan en la región amazónica.

Mentiras y más mentiras

Ante estos datos elocuentes y una realidad que “quema”, el fascista ya no sugirió, sino que acusó directamente a las organizaciones no gubernamentales de los mayores siniestros de la Amazonía en muchos años, Ridículamente dijo que "puede haber una acción criminal en mi contra… para llamar la atención contra mi persona, contra el gobierno de Brasil, y esa es la guerra que nosotros enfrentamos", declaró a periodistas, eludiendo las preguntas sobre las polémicas levantadas por sus agresivas políticas para la explotación comercial de la Amazonía.

Para reforzar su mentira, Bolsonaro dijo que su gobierno ha "cortado el dinero público que iba para las ONG" que operan en la región amazónica, con proyectos "supuestamente" volcados al cuidado del ecosistema.

"De esa forma, ese personal está sintiendo la falta de dinero", agregó el gobernante, quien apuntó que ahora la tarea de las autoridades es determinar si los incendios en el mayor pulmón del planeta han sido provocados.

"El crimen existe. Ahora, tenemos que hacer lo posible para que ese crimen no aumente" y establecer las responsabilidades "si es que las hubiera", indicó Bolsonaro, quien insistió en que las ONG que operan en la Amazonía "representan intereses ajenos" a Brasil.

Pero Noruega y Alemana no solo no estuvieron de acuerdo con Bolsonaro, sino que retiraron la generosa ayuda que le estaba suministrando para el cuidado de la región, y hasta criticaron la política oficial de dar vía libre a empresas transnacionales y locales para incrementar la deforestación.

alt

La extensión de los incendios ha obligado a algunos estados amazónicos, como Amazonas y Acre, a declarar situación de emergencia o alerta ambiental, pues la humareda puede provocar enfermedades respiratorias y afectar hasta el tráfico aéreo.

El pasado lunes, parte de los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná, así como la ciudad de Sao Paolo, la mayor del país, fueron afectados por intensas nubes de humo causadas por los incendios que oscurecieron completamente el cielo poco después del mediodía.

Durante la última semana, los focos de incendio han afectado 68 zonas protegidas o reservas indígenas de la región amazónica.

Cualquier observador honesto se puede dar cuenta que el aumento de los incendios se debe en gran parte a la acción de hacendados y empresarios del campo que, animados por las políticas de Bolsonaro, han decidido avanzar sobre la Amazonía para extender sus plantíos.

Visto 644 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Agosto 2019 10:50

Comentarios  

 
#1 yordis 27-08-2019 17:32
le pido a las grandes potencias mundiales que gasten el dinero destinado a armas y guerras a salvar la especia humana que sin dudas esta en peligro eminente por la quema del amasonia tengan conciencias nadie esta fuera de ese peligro piensen en la humanidad
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar