martes, 22 octubre 2019, 18:06
Domingo, 22 Septiembre 2019 10:13

Un "topo" escondido por 30 años para evadir el franquismo impacta en San Sebastián

Escrito por  AFP
Valora este artículo
(1 Voto)

El agobio de un "topo" encerrado en una casa más de 30 años para evadir las represalias del franquismo, una película de un grupo de cineastas vascos, concentró este domingo la atención.

El agobio de un "topo" encerrado en una casa más de 30 años para evadir las represalias del franquismo, una película de un grupo de cineastas vascos, concentró este domingo la atención en el Festival de San Sebastián.

Dirigida por Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, "La trinchera infinita" es una de las apuestas más fuertes del cine español en esta 67ª edición del festival donostiarra.

Compite en la Sección Oficial con otros 16 filmes de diversos países, incluidos México, Chile y Brasil, para alzarse con la Concha de Oro a mejor película, que se entregará en la gala de cierre el próximo sábado.


Filmada en interiores de madera por momentos asfixiante desde el punto de vista del "topo", nombre dado a estas personas que se refugiaron en sus viviendas para evadir la captura durante la dictadura franquista (1939-1975), cuenta con la sólida actuación de Antonio de la Torre, que transmite el agobio de su personaje.


Apenas comenzada la Guerra Civil en 1936, Higinio intenta huir de su pueblo en Andalucía, sin éxito, por lo que se esconde en un agujero en la cocina de su casa, donde es ayudado por su esposa Rosa (Belén Cuesta), que debe fingir que ignora su paradero.


Con Higinio siempre escondido, la historia discurre durante 33 años, en los que la pareja cambia de casa y tiene un hijo, que se hace pasar por sobrino para evitar sospechas. Hasta que, tras una amnistía en España en 1969, el hombre debe decidir si vence el miedo y pone un pie en la calle.


"La premisa fue no salirnos de ese encierro y ver 30 años de historia de un matrimonio, de un país, (...) y ver cómo ese encierro y ese miedo va condicionando a estos personajes y su relación", explicó en rueda de prensa Jose Mari Goenaga.


"Pretende ser una alegoría sobre el miedo, es lo que más nos atrajo. Todos tenemos miedo a algo, es muy universal, miedo a dar el paso, en definitiva", señaló Jon Garaño, quien junto a Goenaga y Aitor Arregi han estado tras las cámaras de películas como "Loreak" y "Handia" (ganadora de 10 premios Goya).

Visto 357 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar