miércoles, 13 noviembre 2019, 02:23
Jueves, 17 Octubre 2019 13:31

El bloqueo y sus azotes al deporte cubano

Escrito por  Roberto Ramírez
Valora este artículo
(0 votos)

Expresiones de esa política, que da la espalda a la oposición de la comunidad internacional, fueron abordadas hoy en encuentro con medios nacionales.

Entre abril del 2018 y marzo del 2019 el deporte cubano sufrió pérdidas superiores a los cuatro millones 683 mil dólares como consecuencia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos.

Sobre cómo azota esa política, que da la espalda a la oposición de la comunidad internacional, dialogó hoy con reporteros de medios nacionales el jefe del grupo de aseguramiento del Inder, Manuel Trobajo.

Los datos aportados por el especialista se complementaron con ejemplos concretos expuestos por los comisionados nacionales de voleibol, Ariel Sainz, y fútbol, Oliet Rodríguez, quienes expusieron ejemplos concretos de esas afectaciones.

Adeudos generados por la imposibilidad de concretar transferencias, salidas al exterior encarecidas desde la necesidad de gestionar visados en terceros países y premios no cobrados son parte de esa cruda realidad.

JIT resume manifestaciones puntuales de la postura mantenida durante décadas y endurecida con especial énfasis por la actual administración estadounidense. 
 

. Más de dos millones 500 mil dólares dejaron de ser ingresados por la empresa Cubadeportes debido a las limitaciones impuestas a la colaboración y el envío de  las  remesas vinculadas a esa labor.

. Los recursos financieros y humanos destinados a garantizar el derecho de los cubanos al deporte, la cultura física y la recreación exigen erogaciones multiplicadas debido a esa absurda política.

. El propósito de sostener los niveles alcanzados en actividades tan nobles como la atención a niños, jóvenes y ancianos enfrenta a diario las afectaciones provocadas al Inder.

. Las limitaciones impuestas al trabajo cotidiano de la empresa Cubadeportes y otras áreas clave como medicina especializada, el alto rendimiento, los aseguramientos, la docencia, la  recreación y el desarrollo científico, confirman cómo impacta la hostilidad estadounidense en nuestra vida cotidiana.

. Esa política limita el intercambio bilateral, la adquisición de productos e implementos destinados al sector y la presencia cubana en eventos organizados en esa nación, realidad atentatoria contra los preceptos internacionales.

. Agrede los principios de solidaridad, intercambio y humanismo inherentes al deporte, al tiempo que viola los propósitos y principios de la carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional.

. La imposibilidad de intervenir en la Serie del Caribe de Béisbol como miembro pleno de la entidad organizadora impidió que el equipo Leñadores de Las Tunas accediera a los 72 mil dólares reservados para el segundo lugar.

. La imposibilidad de intervenir en la Serie del Caribe de Béisbol como miembro pleno de la entidad organizadora impidió que el jardinero Alfredo Despaigne y el lanzador Lázaro Blanco accedieran al premio en metálico concebido para los integrantes del equipo Todos Estrellas, ascendente a cinco mil dólares para cada atleta.

. Ni la nobleza de un proyecto como el de investigación contra el cáncer escapa a la extraterritorialidad de esta política. Debido a ella dejó de tener auspicio internacional la carrera anualmente convocada en nuestro país en apoyo a esa labor, que generaba ingresos en el orden de los  16 mil 490 dólares.

. Implementos y artículos producidos por compañías estadounidenses, incluidos no pocos de uso obligatorio por las federaciones internacionales, demandan ser adquiridos en terceros países, con el incremento de hasta un 30 por ciento de sus costos. Firmas como Louisville, Wilson, Xbat, Rawlings e Easton son ejemplos de ello.

. La necesidad de apelar a terceros países para la compra de guantillas Rawling y bates Marucci utilizados en la pasada Serie Nacional de Béisbol exigió más de 11 mil dólares sobre el precio imperante en el mercado estadounidense.

. Tecnología de punta, medicamentos, recuperantes, equipos, implementos y bibliografía especializada de fácil adquisición para otros países en el mercado estadounidense le están negados al deporte cubano por la vía de la compra directa.

. Servicios prestados como parte de la exportación de asistencia técnica y la comercialización de actividades en Cuba son también blanco de esta política. El bloqueo de transferencias hacia la Isla o la inexistencia de esas vías colocan en 800 mil dólares las cuentas por cobrar por la empresa Cubadeportes, también afectada por confiscaciones.

. La adquisición de reactivos en el mercado estadounidense colocaría al Laboratorio Antidoping de La Habana en condiciones de analizar unas cinco mil muestras más anualmente, con ingresos que pueden aproximarse al millón de dólares.

. A la Asociación de Fútbol de Cuba le ha sido imposible ingresar más de 910 mil dólares originalmente asignados por diferentes conceptos por la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.

. Más de 111 mil dólares destinados por concepto de premios a jugadores y árbitros cubanos de voleibol están retenidos por la Federación Internacional  debido a que la matriz de su banco posee patente estadounidense y este no permite transferencias a personas naturales en la Isla.

 

Visto 450 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar