miércoles, 20 noviembre 2019, 15:05
Lunes, 21 Octubre 2019 07:36

Elecciones en Bolivia: Evo encabeza la primera vuelta en conteo incompleto

Escrito por  Arnaldo Musa / Especial para CubaSí
Valora este artículo
(1 Voto)
El presidente de Bolivia y candidato a la reelección, Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS) es festejado por partidarios al llegar a votar a un colegio de Villa 14 de Septiembre, en la región de Chapare, Bolivia, el 20 de octubre de 2019. El presidente de Bolivia y candidato a la reelección, Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS) es festejado por partidarios al llegar a votar a un colegio de Villa 14 de Septiembre, en la región de Chapare, Bolivia, el 20 de octubre de 2019. Foto: Ueslei Marcelino / Reuters

Antes de las elecciones, medios masivos de comunicación montaron una campaña de falsedades contra el Presidente boliviano, mientras grupos derechistas anunciaban actos de violencia, si ganaba Evo.



El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, encabeza la primera vuelta en las elecciones de este domingo, aunque los resultados totales están aún incompletos y, según el Tribunal Supremo Electoral, serán dados a conocer en las próximas horas y deberán ser oficializados en una semana.

Los resultados preliminares del 83,85% de los votos escrutados dan cuenta de que Evo obtuvo el 45,71%, con su Movimiento al Socialismo controlando las dos terceras partes del legislativo, mientras que su rival más próximo, el derechista expresidente Carlos Meza, de Unidad Ciudadana, logró el 37,84%. De mantenerse esta tendencia, ambos deberán protagonizar la segunda vuelta, fijada para diciembre venidero.

De todas maneras, faltaban resultados de lugares donde votan favorablemente al tres veces Presidente de Bolivia, por lo cual hay posibilidad de un cuarto mandato para el líder socialista.

Antes de las elecciones, medios masivos de comunicación montaron una campaña de falsedades contra el Presidente boliviano, mientras grupos derechistas anunciaban actos de violencia, si ganaba Evo.

Además de estas campañas de mentiras, existieron intentos para que militares organizaran un golpe de Estado, se repartió dinero para comprar conciencias de algunos que abandonaron sus principios, y agentes del imperialismo norteamericano trataron de unir a los candidatos opositores.

Mientras Evo llamaba al pueblo a votar, los ocho candidatos opositores declararon de antemano que no reconocerían la victoria del Presidente indígena, dudando de la veracidad de unos comicios cuyo conteo estaba siendo transparente, abierto al público en cada centro y con la presencia de las cámaras de televisión, además de 235 observadores internacionales, principalmente de la Unión Europea, las embajadas con sede en La Paz y otras naciones suramericanas.

Evo ha hecho crecer en un 13% el Producto Interno Bruto del país durante sus tres mandatos presidenciales, haciendo olvidar que los mandatarios amantes del capitalismo, como Carlos Meza, hicieron de Bolivia uno de los países más pobres no solo de Latinoamérica, sino del mundo.

Para ello, nacionalizó las principales riquezas, hizo que el Estado tomara el mando de los recursos indispensables, e hizo crecer el amor por la madre tierra, gobernando democrática y participativamente para todo el pueblo, y no solo para la comunidad indígena.

Importancia de la unidad

Los contrarios al Presidente indígena quisieron aprovechar los lógicos desgastes de un poder que se ha desempeñado durante años, pero lo cierto es que tal desgaste lastra más a quienes no actúan correctamente, y ello es detectado —y detestado— por las masas.

Aunque, como dice Evo, «siempre hay opositores que son como el perro del hortelano: no trabajan ni dejan trabajar. No tienen programa, y si algo de programa tienen, es solamente mentira, es mentira. Y nosotros no mentimos, ni tenemos por qué mentir al pueblo».

A diferencia de otros países en los que la burguesía dominante ha logrado escindir el movimiento aborigen, el Presidente de Bolivia, indígena, ha destacado la cohesión que tiene la mayoritaria población originaria con el Pacto de Unidad, que se repite en los distintos sectores sociales, así como en los mineros, transportistas, fabriles, maestros, petroleros, etcétera.

«¿Cómo nos hemos unido? ¿Cómo nos hemos unido para cambiar a Bolivia? ¿Cómo nos hemos unido para salvar la patria? ¿Cómo nos hemos unido para la nueva imagen de Bolivia? Ahora Bolivia es tierra soberana, porque garantizamos esas grandes aspiraciones de los antepasados: luchar por nuestra identidad, por nuestra dignidad; tratar de trabajar por la igualdad y por el bien de la humanidad».

Esta victoria de Evo en Bolivia, a pesar de las triquiñuelas enemigas, lleva implícito el mensaje de que se seguirá luchando para que América Latina no sea jamás el patio trasero del Imperio.

«El Presidente de Estados Unidos y otros presidentes de la región se equivocan con nosotros, ya que no compartiremos jamás sus antojadizos mandatos que favorecen a las grandes corporaciones expoliadoras y explotadoras de la base social para llenar sus bolsillos», expresó Evo, quien concluyó:

«Nuestros procesos revolucionarios y democráticos no son perfectos. ¿Cómo podrían serlo, si hemos pasado tanto tiempo defendiéndonos y resistiendo? Los enemigos saben que si nos dejan solos y en paz, seremos capaces de demostrar que otro mundo es posible: mundo urgente y necesario para garantizar la vida en el planeta».

Visto 684 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar