La impronta de Maceo a 115 años de su muerte

La impronta de Maceo a 115 años de su muerte
Fecha de publicación: 
6 Diciembre 2011
0

Una mirada a San Pedro de Punta Brava, en el occidente del país, nos ubica en tiempo y espacio justos, para evocar las palabras del generalísimo Máximo Gómez Báez al conocer de su muerte hace 115 años: “…la Patria llora la pérdida de uno de sus más esforzados defensores... el General Antonio!

 

Bajo esta impronta  vienen  a mi mente los principios éticos y patrióticos que aderezan la vida del Titán de Bronce. A la distancia de más de una centuria en pleno enfrentamiento con el enemigo español, Maceo resurge en cada hombre y mujer de estos tiempos. Humano, sencillo, respetuoso, educado…

 

Deja la vida física, consciente de su más sagrado deber: “la patria ante todo”. Así, con una existencia llena de sacrificios, escalaba a la inmortalidad aquel 7 de diciembre de 1896, para ascender, desde entonces, al Olimpo de los héroes de la patria.

 

En Maceo hay múltiples valores que lo convierten en paradigma a imitar por los cubanos. Su vida política, militar, su pensamiento independentista, antiimperialista y antirracista, constituye legado al alcance de todos y conforma el programa de estudios de la enseñanza de la historia en Cuba.

 

Docentes y estudiantes, investigadores y revolucionarios de hoy, lo acercan en este momento histórico concreto en que vivimos, no solo como el general que fue, ejemplo de valores, sino por su humanismo, honestidad, responsabilidad, honor y, sobre todo, su patriotismo,  demostrado durante toda su vida con  hechos, palabras y acciones.

 

No fue casual que precisamente en él se inspirara uno de los hijos más queridos de la heroica Santiago de Cuba, el inolvidable revolucionario Frank País García, quien nació en esta tierra de los Maceo, el 7 de diciembre de 1934, e hizo suyo el legado del Héroe de Baraguá, del hombre enérgico, entusiasta, responsable, disciplinado y conducta intachable, nacido de de la tribu heroica, de león y de leona, que  amó a Cuba, desde un concepto superior, el del hombre capaz de deponer cualquier interés propio por servirla, con toda honestidad y lealtad.

 

Hombre puro y noble de sentimientos, consciente de sus actos, de su honor, proclamó de una vez y para siempre, que serviría a su patria en toda circunstancia.

 

Evocar este 7 de diciembre, el natalicio de Frank País García hace 77 años, en coincidencia histórica con la muerte del Titán de Bronce hace 115, nos certifica que los héroes y mártires viven en el corazón de su pueblo y continúan la obra legada por la estirpe de los Maceo Grajales.

 

Ahora, crece el tributo permanente al prócer independentista, no solo en los miles de Antonios que transitan por la Ciudad Heroína, sino en quienes siguieron su huella para merecer el reconocimiento por su disposición en la defensa de otros pueblos oprimidos por el regimen neocolonial, hace ya 22 años, de aquel 7 de diciembre de 1989, en que se realizó de forma simultánea en toda la nación, la operación Tributo, con la cual recibieron definitiva sepultura los caídos en misión internacionalista en tierras del continente Africano.

 

Volvemos la vista a los nichos donde reposan y los acogeremos en el dolor de los familiares que vienen a ofrendarles rosa, nardos, azucenas, gladiolos a sus seres queridos, a los mártires de aquella epopeya, cuyo nombre de Carlota rindió homenaje a los miles de descendientes africanos que contribuyeron a la fragua de la nación cubana.  Es sin duda especial momento, para ratificar que seguiremos trabajando por mejorar la obra por la que ellos dieron sus vidas y el eterno compromiso con nuestros gloriosos muertos de llevar adelante la revolución y ser siempre dignos de su ejemplo.

 

Este 7 de diciembre, en evocación a igual fecha de 1993, acudirá una representación del pueblo santiaguero a la necrópolis Santa Ifigenia,  para rememorar el aniversario 18 de la constitución oficial de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

 

Sobradas razones para el homenaje, si sabemos que Antonio Maceo al referirse a la libertad de los cubanos, siempre demuestra sus profundas convicciones patrióticas y humanistas en su odio a la esclavitud de los pueblos, de las naciones, pero también a la esclavitud de los hombres. El pensamiento antiesclavista de Maceo nace de su condición de mulato, en una sociedad donde imperaba la esclavitud y un racismo galopante y se impone a esos cánones con las razones fundamentales de moralidad, de justicia y de libertad.

 

Cuando el General Antonio dice, que sirve únicamente a los intereses de la Humanidad que es sinónimo de Patria, como dijo nuestro Héroe nacional José Martí,  se manifiesta su acendrado patriotismo, dándonos una lección que todo cubano debe aprender, como valladar de ideas en la batalla que libra el pueblo cubano, ahora que el imperio ataca, en su desesperado intento por desprestigiar a la revolución cubana, con campañas mediáticas a las que se anteponen la firmeza de sus más caras conquistas: la libertad, la solidaridad y el internacionalismo.

 

Parafraseando a Máximo Gómez: “La Patria recuerda la pérdida de uno de sus más esforzados defensores; Cuba, al más glorioso de sus hijos, y el Ejército, al primero de sus generales. A los Soldados de hoy, la convocatoria permanente: Cubanas y cubanos, es preciso seguir su ejemplo y heroico patriotismo en defensa de la Patria!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video