¿Cómo actuar ante esta pandemia también de inactividad física?

Solapas principales

¿Cómo actuar ante esta pandemia también de inactividad física?
Fecha de publicación: 
10 Octubre 2020
1
Imagen principal: 

Foto: Tomada de la Web.

El nuevo coronavirus cambió de un día a otro nuestros modelos de vida, como si Thanos, el conocido supervillano ficticio creado por la Marvel Comics, hubiera invadido nuestro planeta Tierra, destrozado nuestra tranquilidad con tan simple chasquido de dedos, y peor aún, desaparecido la vida de más de un millón de personas a nivel global en menos de un año.

Ya muchos quisiéramos la realidad hubiese sido fruto de la imaginación de una historieta o un filme de ciencia ficción, pues las cifras reales de personas enfermas y fallecidas han demostrado un escenario epidemiológico muy duro para toda la población mundial. Tristemente, el continente americano sufre hoy día los embates más fuertes de la pandemia.

Medidas como el confinamiento, el distanciamiento físico, el lavado frecuente de las manos y el uso responsable de las mascarillas han permanecido durante todos estos meses como nuestra mejor opción para evitar el riesgo de contagio, en la espera de una vacuna eficaz y segura que logre inmunizar del SARS-CoV-2 a una buena parte de la población total.

La Habana, en nuestro caso, dentro de toda Cuba, durante septiembre vivió su etapa más restrictiva y de la nación ante el despunte de una curva que amenazaba la salud y vida de miles de capitalinos. Aquel periodo se tornó un tanto preocupante para muchos y para otros desembocó en estados de estrés ante la dilatada permanencia en los hogares.

Pero como la Covid-19 insiste en acompañarnos por un tiempo indefinido, ya algunos países han acoplado sus estándares de vida y convivencia social a nuevos patrones. En esta capital, por ejemplo, ante una notable mejoría y con la flexibilización de medidas restrictivas, se indicó retomar ciertos servicios y otras actividades, pero con las premisas de la protección y la responsabilidad.

Los efectos de la inactividad y actividad física en tiempos pandémicos 

A pesar de que la provincia se mantiene en fase de transmisión autóctona limitada, como informara públicamente días atrás el presidente del Consejo de Defensa Provincial de La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, a partir de este mes ya es posible realizar ejercicios al aire libre en parques y otros lugares abiertos, no así dentro de gimnasios.

La cuarentena si bien nos protegía de infectarnos con este virus respiratorio, atentaba por día contra nuestra salud por la inactividad física prolongada. Además de traducirse en motivos de estrés, contribuía a cambios adversos como el envejecimiento prematuro, la obesidad, la vulnerabilidad cardiovascular, la atrofia muscular y la pérdida ósea.

La comunidad médica ha declarado en reiteradas ocasiones que quienes cuentan con un sistema inmunológico fuerte tienen mayores posibilidades de desarrollar sólo síntomas leves, y el deporte y ejercicio regular favorecen nuestro sistema inmunológico, así que más vale salir protegidos y hacerle frente a la pandemia caminando o corriendo, que quedarnos encerrados en casa.

Precisamente, la Organización Mundial de la Salud recomienda para los adultos se realice actividad física de entre 150 a 300 minutos por semana con el propósito de prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial, cáncer y depresiones. El ejercicio físico siempre ha sido motivo de bien y salud siempre que se haga correctamente.

Como expresara Jonas Schmidt-Chanasit, virólogo del Instituto Bernhard Nocht de Medicina Tropical, con sede en Hamburgo, en entrevista con el medio alemán DW, “el deporte es bueno para la salud, también ahora” y puntualizó que personas en aislamiento que apenas se ejercitan o ni lo hacen “en situaciones de estrés pueden desarrollar paros cardíacos o ataques de apoplejía”.

Ejercitémonos, pero al aire libre, con nasobuco y distanciamiento físico 

Aunque algunos gobiernos no exigen de forma obligatoria el uso del nasobuco mientras se practican deportes al aire libre, dígase caminar, trotar o correr en un parque, o montar bicicleta, las autoridades cubanas sí requieren su uso inexcusable y correctamente, y de no cumplir con ello penalizan a quienes incumplan la ley con multas de un mínimo de dos mil pesos cubanos.

Realizar caminatas, correr, montar bicicleta, siempre que sea con tapabocas, ya sea por parques, el Malecón habanero, los alrededores del Parque Almendares y el bosque que lo acoge, o por la quinta avenida, en dependencia de las leyes del tránsito estipuladas, deviene el mejor alivio para los habaneros que anhelaban contemplar esos cálidos amaneceres y atardeceres y la energía que les provee dichas prácticas.

Es importante durante estos momentos se eviten las aglomeraciones de personas. Los corredores deben respetar una distancia sana entre ellos para no correr riesgos y en caso de hacerlo por grupos, asegurarse de que sea sólo con convivientes o conocidos. Entre otros beneficios, con tan solo estar al aire libre, se calman los estados de ánimo, los niveles de estrés, enojo o depresión.

En tanto aparezca una cura, la disciplina que acatemos será nuestra mejor respuesta de prevención. Así que siempre que retorne de sus ejercicios físicos por la calle, recuerde lavar las suelas de sus zapatos, o de otro modo no los entre a la casa, desinfecte los objetos con los que tuvo roce como celulares, relojes, y lave su ropa y manos inmediatamente.

Por nosotros solo queda cumplir con las medidas y cuidarnos más de lo que nos recomiendan, realizando actividad física o deportiva con el debido distanciamiento físico para hacerle frente a la propagación de esta enfermedad y disminuir la cantidad de casos asintomáticos que silenciosamente intentan deslizarse entre tantos sujetos sanos.

Comentarios

No ntiendo por qué quienes practican deportes al aire libre, con el debido distanciamiento, tienen que usar lamascarilla, cubre bocas, o nasobucos, como se le quiera llamar, y sin embargo, nuestros peloteros, en la Serie nacional, juegan pelota sin el nasobuco. Acaso ellos no corren el mismo riesgo, sobre todo cuando se encuentran con corredores en circulación que muchas veces están. por las mismas características del deporte, dos jugadores a menos de un metro de distancia.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video