Desde el Faro, una Habana, muy Real y Maravillosa (+ Fotos)

Solapas principales

Desde el Faro, una Habana, muy Real y Maravillosa (+ Fotos)
Fecha de publicación: 
19 Octubre 2020
0
Imagen principal: 

Fotos: Cynthia Hernández Mayol.

Lo Real y Maravillosa de nuestra capital, La Habana, deslumbra como una obra exquisita a base de pinceladas maestras desde lo más alto de una torre guía bien conocida como el Faro de La Habana, que deja saborear lo colonial con el presente y una paleta de colores peculiares, desde una elevación de 44 metros y a sus pies el poder de esa fortaleza tanto estructural como espiritual que transmite a cualquiera de sus visitantes el Castillo de los Tres Reyes del Morro.

En la trayectoria hacia su ascenso, el paseante experimenta sensaciones divinas sobre aquellos adoquines de cientos de años, acompañado por el olor del salitre impregnado en majestuosas paredes de piedra decoradas con pequeños motivos marinos, parecieran murallas de leyenda, y la fuerza de los vientos que nos agita en tiempo y espacio. La historia se siente y más, se puede palpar con nuestras manos y a la escucha de explicaciones de una cultivada guía.

A la entrada de la torre de sillería en forma de cono recto con 25 metros de altura, su elevación emociona, y pareciera interminable a través de una escalera de caracol que hacia su cúspide tras 102 escalones de mármol se va estrechando y nos deja entre pocos centímetros de ancho y tan solo 15 peldaños, pero de madera, que nos van sumergiendo hacia ese servicio perpetuo de vigía del Faro de La Habana que hasta hoy deviene señal de tierra firme para diversos navegantes.

La invitación está hecha. La excursión al mirador del Faro de La Habana abre nuevamente a su público y con las debidas medidas higiénico-sanitarias con la visita a la Sala de los Faros, la Surtida de los Tinajones y finalmente el ascenso al mirador, que sin titubeos nos incita a grabar el instante en una memoria fotográfica de La Habana como una perfecta maqueta viviente de colores, edificios y habitantes, y a usted como protagonista de un faro que seguirá narrando crónicas.

Si se decide a disfrutar de este paseo por la historia de nuestra ciudad y en compañía de su familia e infantes, ya que cuenta con la seguridad de ser al aire libre, La Habana será su motivo ideal para captar las más preciosas instantáneas que tocan desde lo más antiguo de La Habana Vieja hasta lo moderno y heterogéneo en estilos arquitectónicos por el Malecón habanero. La excursión al mirador podrá realizarse a las 10:00 am, 11.30 am, 2:30 pm y 5:00 pm junto con el servicio de guía. 

La Habana en el horizonte, su gente y cotidianidad, un alivio y una paz colmada de aire puro que nos provee ese mar tan cerca que nos seduce con sus colores y la armonía de sus pescadores, como el mejor alivio en tiempos tan difíciles con esta pandemia, porque en la cima del faro siempre habitará un alma que nos tutele.
 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video